Hablamos de… Sexo después del parto

Desde problemas de libido a molestias durante el coito… ¿Por qué no nos dan más información sobre este tema durante el embarazo?

Después de la cuarentena dan el pistoletazo y parece que la vida sexual se va a retomar desde donde la hemos dejado. Quien más y quien menos, pensamos que empezaremos a tener relaciones sexuales con “cuidado” y que en poco tiempo volveremos a la normalidad. Por desgracia, no tenemos toda la información y por lo tanto nuestras expectativas distan mucho de la realidad. Es como si no nos preparamos para un parto: si no buscamos información y no nos explican lo que nos podemos encontrar, pensamos que vamos a dar a luz y que “dolerá”, pero no tenemos ni idea de todas las variantes de dolor o complicaciones que pueden surgir.

sex-after-baby_5

Hemos hablado con Gloria Labay Rodríquez, comadrona del CAP de Roger de Flor en Barcelona para preguntarle acerca del sexo después del parto. A muchas mujeres les resulta un tema difícil y les incomoda hablar de ello. A veces no se sienten libres de preguntar lo que de verdad quieren y, en otros caso, sencillamente no saben qué preguntar.

Después de un parto, ya sea vaginal o vía cesárea, hay una serie de problemas físicos que puede sufrir la mujer y que influyen a la hora de tener relaciones sexuales. Gloria nos comenta que los problemas físicos “dependen mucho de como fue el parto. Si era parto vaginal los problemas más frecuentes derivados suelen ser desgarros en la zona perineal, episiotomías, etc. Si el parto era vía cesárea la recuperación materna puede ser más lenta. En general, las molestias están relacionadas con las cicatrices, ya que el tejido cicatrizal no tiene tanta elasticidad”.

Vamos a profundizar un poco en algunos de los problemas físicos más frecuentes:

Coito doloroso

Los cambios hormonales postembarazo pueden provocar sequedad vaginal que puede traducirse en dolor cuando se intenta tener relaciones sexuales. A esto se le puede añadir la falta de lubricación que provoca dar el pecho y otras molestias o dolores provocados por el parto en sí.

Qué podemos hacer: tenemos que explicar a nuestra pareja todos lo que estamos experimentando y que no tienen nada que ver con el nivel de excitación. Si de verdad estamos preparadas para la penetración, no está de más tener a mano un lubricante (aseguraros que no interfiera con vuestro método anticonceptivo). Si el dolor provienen de una cicatriz (cesárea, episotomía, etc.) es mejor dejar pasar unos días (o semana) antes de volver a intentarlo y también no está de más consultar con el medico por si existiera alguna infección.

Las sensaciones ya no son las mismas

Después de un parto vaginal los músculos vaginales no tienen el mismo tono de antes y esto puede alterar lo que sentimos durante la relación sexual. Lo más probable es que sea temporal y no por ello quiera decir que no vayamos a disfrutar del sexo.

Qué podemos hacer: Para empezar ¡los famosísimos Kegels! Sabemos la importancia de estos ejercicios para el suelo pélvico, pero se pueden convertir en nuestro mejor aliado para poner en forma nuestros genitales y devolvernos nuestra vida sexual. ¡¡¡Hay que hacer Kegels donde sea y a todas horas!!!

54c3829c0639d_1420_!

Pechos más sensibles y/o que gotean

Si estamos dando el pecho estos pueden estar más sensibles y, después de tener al bebé enganchado todo el día, la idea de que los toquen no sea tan divertido como antes. Para algunas mujeres, los senos juegan una parte importante en el juego erótico (y para sus parejas también) y tienen que salvar este obstáculo durante un tiempo.

Otra situación que incomoda algo y que se repite con frecuencia son las pérdidas de leche que pueden ocurrir en el momento menos oportuno.

Qué podemos hacer: para estar más cómodas, podemos llevar un sujetador, preferiblemente que no sea el de lactancia, o un top. También podemos darle una toma al bebé o sacarnos algo de leche con el sacaleches para que los pechos no estén tan llenos o tan sensibles. Hay que recordar que esto también es algo temporal.

breastfeeding2

No todo es físico

También existen los problemas psicológicos que puede sufrir tanto la madre como el padre. Gloria nos comenta que “a veces es difícil para las mujeres reiniciar las relaciones sexuales, por cansancio, falta de libido, sequedad vaginal, miedo a un nuevo embarazo, miedo al dolor, etc. Las parejas deben comunicarse abiertamente en el tema sexual. También no limitarse a entender relación sexual= penetración. Hay múltiples prácticas que se pueden realizar. La pareja debe tener presente que el encuentro sexual se ha de producir cuando ambos estén preparados y tengan deseo, sin olvidar que  existen diferentes maneras de expresar afecto y amor”.

Tanto para la madre como para su pareja, la llegada de un bebé cambia la rutina y altera nuestros patrones de sueño. Hablando claro: nos morimos de cansancio. Esto hace que muchas veces no coincidamos a la hora de tener ganas de hacer el amor.

Según Gloria los problemas sexuales más habituales son molestias con la penetración y sequedad vaginal. A veces, a la pareja le puede resultar incómodo acercarse a su mujer por miedo a causarle dolor. Nunca hay que llegar a casos extremos. Si se presentan dificultades al intentar retomar relaciones sexuales, hay que consultar con la comadrona o la ginecóloga. “Sobre todo, se ha de asumir otro concepto de sexualidad . Es necesario que la sexualidad sea más sutil, sensible, tierna y, en general, más afectiva”.

Tu pareja tiene ganas y tú no

Las hormonas afectan tu libido. Muchas veces, el deseo de las madres de tener sexo después de tener a su hijo puede ser nulo y mucho tiene que ver con las hormonas. Cuando se está dando el pecho, la mujer segrega una hormona llamada prolactina que es conocida por bajar drásticamente la libido en la mujer. Los niveles de estrógenos también son muy bajos durante esta etapa.

Qué podemos hacer: Si no apetece tener relaciones, es normal y hay otras formas de demostrar afecto a la pareja: desde besos y abrazos en el sofá a juegos más íntimos. Lo importante es mantener un nivel sano de intimidad.

pareja

Tú tienes ganas y tu pareja no se atreve

Tanto dando el pecho como no, puede que la libido esté a tope pero tu pareja no parece estar interesada. Este es un tema del que aún se habla menos. Toda la atención está puesta en la madre y la pareja queda relegada a un segundo plano. Esto es un problema porque, aunque es normal que la madre necesite más atención y apoyo, no hay que olvidar que la pareja también está en una situación nueva donde se le pide ser el “cuidador” de la familia.

Una razón habitual es que les de respeto tocar a la madre. La mujer ha pasado a ser madre y la pareja tiene que reubicarse en esta nueva situación.

También pueden tener miedo de hacerles daño o que queden embarazadas y tengan que volver a pasar por un parto. Nuestras parejas tienen la personalidad y la educación que tienen, eso no lo vamos a cambiar de la mañana a la noche. Pero lo que podemos reconocer es que no todo el mundo está preparado para ver un parto, sangre o problemas durante el parto. De hecho, muchas mujeres confiesan que no quieren ver un parto o odian ver sangre, en cambio, se les pide a las parejas que entren en una sala de parto o un quirófano. La mayoría acepta y no confiesa sus temores porque intenta “cumplir con su parte”, pero esto puede influir a la hora de retomar las relaciones sexuales.

Los sentimientos de impotencia que surgen durante el parto por no poder aliviar a la pareja o sentimientos de culpabilidad por sentirse responsables de todo lo que está ocurriendo, son mucho más habituales de lo que se cree pero nadie habla de ello porque, una vez más, toda la atención está en la madre.

 

Qué podemos hacer: como en todo, la comunicación es primordial. Si aún no habéis tenido al niño, tenéis que sentaros con vuestra pareja y hablar abiertamente sobre cómo quiere ayudar en el parto. La pareja puede estar a vuestro lado y ayudaros sin tener que verlo todo (recordad que nosotras no lo vemos todo y no sabemos que se siente al ver como sufre nuestra pareja). Puede que nos decepcionemos con la respuesta porque no es lo que habíamos planeado, pero es mucho más importante trabajar en equipo y respetar los límites de cada uno.

Si ya hemos tenido al bebé, lo mejor es volver a construir una intimidad que se haya podido perder. Los dos tienen que esforzarse a pesar del sueño o la falta de tiempo e intentar tener mini citas donde puedan ser pareja de nuevo. Si no se puede salir, con preparar una comida especial y ponerse algo que no sea el chandal/pijama de todos los días, ya es un comienzo.

No os podéis aguantar

Puede que haya sido un embarazo difícil y que no se haya podido tener relaciones sexuales durante un período de tiempo más o menos largo. El parto ha ido bien y sin complicaciones y ahora, tu pareja y tú, no podéis aguantar más y os queréis saltar la cuarentena (¡ya que te sientes bien!)

Qué podemos hacer: ¡volved a la adolescencia! Tenéis que entender la sexualidad en su plenitud y experimentar el sexo otra vez desde los inicios. Si la libido está bien en los dos, no hace falta arriesgarse con el coito y provocar algún problema en la madre. Se pueden tener relaciones plenamente satisfactorias sin penetración hasta que sea seguro para la madre.

Preja

Nos gustó mucho el artículo “la Señora Libido volvió a casa después del parto“ de Amelia Baena para el Club de Malasmadres. Nos cuenta su experiencia y también nos recomienda unos productos que ha probado.

También podéis visitar  la página de Matterna y leer su articulo “Relaciones sexuales después del parto” además de otros muy interesante sobre el puerperio, la recuperación tras la cesárea o la tristeza o depresión postparto.

En “La vida sexual tras el parto” en El Pato es Nuestro, nos dan unos consejos y tienen una parte que nos parece muy importante porque trata sobre los anticonceptivos. Este tema tenéis que hablarlo con vuestro médico para aseguraros de no tener sorpresas pero que además se pueda tomar si estáis dando el pecho. No siempre se puede utilizar el medio anticonceptivo que se usaba antes de quedar embarazada.

/Pauline

Fuentes

Club de Malasmadres

Matterna

El Pato es Nuestro

Babycentre

Dailymail

The doctor and daughter’s guide to pregnancy

WiseGeek

Sangbadpratidin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: