2016 El año sin excusas

Excusas

Este año las fiestas se han alargado un poquito más gracias al fin de semana, pero hoy todo vuelve a la normalidad de manera indiscutible.

Año nuevo, vida nueva… o no?

Como cada enero, los buenos propósitos y los retos que nos proponemos se van acumulando en nuestra lista mental para luego desaparecer en menos de un mes. Por esta razón, en el 2016 he decidido que nada de listas, sino buscar algo que me ayude durante todo el año. El resultado es éste:

¡El año sin excusas!

Eso es, voy a ser lo más sincera que pueda hasta con mis viejos hábitos.

Durante las fiestas leí muchos artículos que hablaban sobre este tema, pero si he de ser sincera, a veces me desanimaban un poco porque no sabía si este concepto iba a ser una de esas cosas que suenan muy bien pero acaban siendo imposibles.

Hasta que encontré este video de Sports-Mama y es verdad que una imagen vale más que mil palabras. Voy a aplicar esa actitud a todas las facetas de mi vida.

Sport mama

Ya se de ante mano que mi rutina de fitness no va a ser como la de Aleksandra Rożnowska, la mamá del video (ya me gustaría a mí), pero voy a dejar de quejarme de mi estado físico y haré los dichosos ejercicios en el salón de mi casa.

Hoy en día se habla mucho sobre las excusas, sobre todo cuando se habla de otras personas y del hecho de que deberían dejar utilizar excusas. Lo que ayuda a que su uso sea tan extendido es que pueden derivar desde una razón casi valida a un pretexto ridículo.

En general, todos coinciden que las excusas no son buenas y, desde luego, no nos gusta estar en el lado de quien las recibe. Seguro que hasta tenemos razones por las que no aceptamos excusas de otras personas… y que pasa cuando las excusas las damos nosotros?

En principio, la excusas son un mecanismo que utilizamos para protegernos (o proteger a otro) y evitar sentirnos incomodos. No es un planteamiento muy valiente que digamos, más bien es una manera cobarde de evitar las consecuencias o responsabilidades.

En la mayoría de ocasiones, una excusa se puede prevenir o corregir. Lo que quiero decir es que si decidimos afrontar nuestra vida diaria con algo más de valentía no tendremos que utilizar tantas excusas. Si algo se escapa de nuestro control a pesar de hacer todo lo posible, entonces esa situación se convierte en una razón no una excusa.

Exusas 1

Volviendo a las buenas intenciones para el año nuevo, el deporte o ejercicio siempre encabezan las listas. El artículo de la psicóloga Zoraida Rodríguez es un perfecto ejemplo de lo que intento decir. En su artículo “Si el deporte es sano, ¿por qué nos ponemos tantas excusas?” nos ilustra el proceso mental que ocurre en cada uno de nosotros cuando entendemos los beneficios de practicar algo de ejercicio y, aun así, preferimos creer nuestras propias mentiras sobre las limitaciones que tenemos para no tener que molestarnos en ir y hacerlo.

La psicóloga Isabel Álvarez Riego, en su artículo “Combatir excusas”, lo define como un autoengaño para evitar asumir  las consecuencias y que “se trata de la mentira mas elaborada y mas terrible: engañarnos hasta dar por cierto lo que no es”. Según ella hay solución “desarrollando cinco actitudes: la autodisciplina, persistencia, coraje, coherencia y responsabilidad

Invito a que todos evaluéis vuestra forma de pensar y razonar y que hoy escojáis vivir sin recurrir a excusas. Os sentiréis mejor y los demás os respetarán más.

/Marcella

 

Fuentes:

Sports-Mama

Zoraida Rodríguez

Isabel Álvarez Riego

El confidencial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: