Diabetes infantil

diabetes-infantil_2

La diabetes está en aumento, lamentablemente también entre los niños. La buena noticia es que los padres podemos reducir el riesgo de que nuestros hijos lo sufran enseñándoles buenos hábitos.

Los expertos coinciden que la prevención de la diabetes empieza en los hogares. Hay que educarles desde pequeños sobre lo que sucede en sus cuerpos cuando comen, usando términos simples adecuados a su edad.

No siempre podemos controlar lo que nuestros hijos comen y justamente por ello es tan importante la comida que nosotros les damos. Si evitamos todo tipo de comida preparada, bebidas artificiales, azucares en general y mantenemos una dieta lo más natural y sana posible, el efecto de lo que ellos puedan comer cuando no estamos ya no tendrá tanto impacto en su salud.

Es imprescindible que las familias tengan opciones más saludables a su alcance y los hogares tiene que reflejar este compromiso. Rara vez un niño aprende a comer sano porque se lo haya impuesto o le hayan prohibido comer algún tipo de comida, lo normal es que acabe copiando lo que hacen sus padres. Puede que no coma comida basura delante de ellos, pero el habito adquirido derivará que lo que vea en casa y, por consiguiente, cuando no estén o llegue la edad de decidir por si mismo hará lo que ha visto hacer siempre… que sea bueno o malo dependerá del ejemplo de sus padres.

Little girl with a bowl of vegetables

Otra cosa muy importante es que nunca es tarde para empezar. Ya se que parece una frase hecha y que muchos deben pensar que bastante difícil son las horas de comer como para quitarles lo que ya están acostumbrados a comer. Obviamente, la transición se puede hacer poco a poco. Lo importante es ir quitando lo que no es buenos para ellos y sustituirlo por cosas que sean saludables pero que además satisfaga el deseo de los peques por sabores y variedad. Es clave que los niños participen en la selección y preparación de las comidas que vayamos introduciendo porque lo aceptarán más fácilmente y al mismo tiempo les estaremos educando sobre lo que necesita su cuerpo para funcionar.

Por último, tanto para prevenir la diabetes como para llevar una vida sana, el ejercicio es primordial. ¿Pero de verdad es tan importante? Los médico no paran de repetir que el ejercicio es una parte esencial en la prevención de la diabetes en niños y adultos porque mantiene normales los niveles de azúcar en la sangre. Este es un habito que cuanto antes se aprende en la vida más probabilidades hay de que se mantenga.

En este artículo de Maternidad Fácil podrás encontrar todo tipo de detalles sobre esta enfermedad. Nunca está de más repasar los síntomas, las causas o los factores de riesgo para identificar o prevenir problemas que puedan tener nuestros hijos.

/Marcella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: